Health Information

La gripe es más dura para los no vacunados, halla un estudio

La gripe es más dura para los no vacunados, halla un estudio

Los que han recibido la vacuna son mucho menos propensos a necesitar la UCI

VIERNES, 14 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Si desea evitar lo peor de la gripe, vacúnese.

Ese sencillo mensaje lo ofrece un nuevo estudio del Centro Médico de la Universidad de Duke, que halló que casi todas las personas con influenza que acabaron en la unidad de cuidados intensivos (UCI) a principios de esta temporada de gripe habían elegido no ponerse la vacuna anual contra la gripe.

"Más allá de la reducción en el número de casos de gripe entre los que se han vacunado, nuestro estudio también parecer espaldar una reducción en la gravedad de la enfermedad", aseguró el autor principal del estudio, el Dr. Cameron Wolfe, profesor asistente de medicina de la división de enfermedades infecciosas.

"Es mucho menos probable que termine en la UCI si se ha vacunado", aseguró Wolfe.

Además, la cepa dominante en esta temporada de gripe es la H1N1, que tiende a provocar una enfermedad más grave en los jóvenes, advirtió Wolfe. La edad promedio de los pacientes de gripe hospitalizados en el Duke en esta temporada no llega a los 29 años, según el estudio, que aparece en la edición en línea de esta semana de la revista American Journal of Respiratory and Critical Care.

"Otra moraleja es que la gripe puede afectar mucho a la salud de individuos jóvenes y por lo demás sanos", dijo Wolfe.

La gripe es una enfermedad viral altamente contagiosa. La gravedad de la temporada de gripe varía de un año a otro. Para evitar contraer el virus, los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomienda que todas las personas se vacunen contra la gripe a partir de los seis meses de edad.

Según la información de respaldo del estudio, las tasas de vacunación de este año son bajas, de alrededor del 40 por ciento.

Wolfe y sus colaboradores deseaban capturar una instantánea de la temporada de gripe actual antes de que terminara. El estudio incluyó casos de gripe del 1 de noviembre al 8 de enero.

Su centro médico admitió a 55 pacientes de gripe en ese periodo debido a complicaciones relacionadas con la enfermedad. Apenas trece de esos pacientes se habían vacunado contra la gripe al menos dos semanas antes de ser admitidos. (El cuerpo tarda al menos dos semanas en crear la inmunidad que protege de la gripe).

21 de los pacientes ameritaron tratamiento en la UCI. Solo dos de esos pacientes se habían vacunado contra la gripe, y tenían otras afecciones médicas que podrían evitar que sus cuerpos respondieran a la vacuna con efectividad.

De las otras once personas que fueron hospitalizadas pero que no ingresaron a la UCI, nueve tenían algún otro problema inmunitario.

Wolfe dijo que estos hallazgos muestran que incluso si la vacuna de la gripe no evita por completo que uno contraiga la enfermedad, sí ofrece "un efecto protector contra la enfermedad grave".

Los investigadores también hallaron que alrededor de un tercio de los casos de gripe admitidos a la UCI habían resultado negativos respecto a la gripe anteriormente, lo que sugiere que los médicos no deben depender de las pruebas de gripe con exclusividad al decidir si recetar antivirales.

Norbert Herzog, profesor del departamento de ciencias médicas de la Facultad de Medicina Frank H. Netter de la Universidad de Quinnipiac en Hamden, Connecticut, dijo que es una pena que las tasas de vacunación contra la gripe no sean más altas. "La gripe mata a unas 35,000 personas al año, y unas 200,000 al año terminan en el hospital", lamentó.

Ambos expertos dijeron que la vacuna contra la gripe es por mucho la mejor forma de protegerse de la gripe.

"Nunca es demasiado tarde para vacunarse", enfatizó Herzog. "La gripe circula mejor en los meses más fríos, pero puede atacar en cualquier momento. Y las personas deben comprender que solo porque se vacunaron contra la gripe el año pasado no significa que tengan inmunidad este año. Las cepas cambian de un año a otro".

Otras medidas preventivas incluyen lavarse las manos o usar un desinfectante de manos, y evitar a las personas que podrían tener la gripe.

Si usted está enfermo, quédese en casa para evitar propagar la infección a los demás. Wolfe también sugirió evitar tocarse los ojos, nariz y boca con las manos.

Y Wolfe anotó que entre el 10 y el 15 por ciento de las personas notarán cierto dolor muscular y se sentirán un poco mal durante unos días tras vacunarse.

"Lo que siente es el efecto protector de la vacuna", aseguró. "El sistema inmunitario reconoce un virus y responde".

Más información

Para más información sobre la vacuna contra la gripe, visite los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU. (http://espanol.cdc.gov/enes/flu/protect/keyfacts.htm )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Cameron Wolfe, M.B.B.S., assistant professor, medicine, division of infectious disease, Duke University Medical Center, Durham, N.C.; Norbert Herzog, Ph.D., professor, department of medical sciences, Frank H. Netter School of Medicine, Quinnipiac University, Hamden, Conn.; Feb. 10, 2014, American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, online