#ehcFW1SetupEnvironmentVariables() Vitamina B 3 - Orange Park Medical Center | Orange Park Medical
HCA Gives $1 Million in Aid for Ebola Response
Health Information

Vitamina B 3

  • Home
  • Health Information

Formas de Suplemento / Nombres Alternos :

  • Niacina
  • Niacinamida
  • Nicotinamida
  • Hexaniacinato de Inositol

La vitamina B 3 se requiere para la función adecuada de más de 50 enzimas. Sin ella, su cuerpo no sería capaz de liberar energía o producir grasas a partir de los carbohidratos. La vitamina B 3 también es usada para producir las hormonas sexuales y otras moléculas importantes de señal química.

La vitamina B 3 viene en dos formas principales: Niacina (ácido nicotínico) y niacinamida (nicotinamida). Cuando se toman en dosis bajas para propósitos nutricionales, estas dos formas de vitamina son esencialmente idénticas. Sin embargo, cuando se toman en dosis altas, cada una tiene su propio efecto en particular. Además, una forma especial de niacina llamada hexaniacinato de inositol se ha mostrado un tanto prometedor como un tratamiento con propiedades especiales propias de él.

Requerimientos/Fuentes

Las recomendaciones oficiales estadounidenses y canadienses para el consumo diario de niacina son las siguientes:

  • Bebés de 0 a 6 meses, 2 mg de 7 -12 meses, 4mg
  • Niños de 1 - 3 años, 6 mg de 4 - 8 años, 8 mg de 9 - 13 años, 12 mg
  • Hombres de 14 años en adelante, 16 mg
  • Mujeres de 14 años en adelante, 14 mg
  • Mujeres embarazadas, 18 mg
  • Mujeres que amamantan, 17 mg

Debido a que el cuerpo puede producir niacina a partir del aminoácido común triptofán, las deficiencias de niacina son poco comunes en los países desarrollados. No obstante, el medicamento antituberculosis isoniazida (INH por sus siglas en inglés) altera la capacidad del cuerpo para producir niacina a partir del triptofán y, podría crear síntomas de deficiencia de niacina. 1, 2

Las semillas, la levadura, el salvado, los cacahuates (especialmente con cáscara), arroz silvestre, arroz café, trigo entero, cebada, almendras y chícharos son buenas fuentes alimenticias de niacina. El triptofán se encuentra en alimentos con proteína (carne, aves, productos lácteos, pescado). El pavo y la leche son fuentes particularmente excelentes de triptofán.

Dosis Terapéuticas

Cuando se usan como terapia para una enfermedad en específico, la niacina, niacinamida y hexaniacinato de inositol son tomados en dosis mucho más altas que las necesidades nutricionales, alrededor de 1 a 4 g diarios. Debido al riesgo de inflamación hepática a estas dosis, es esencial la supervisión médica.

Para la prevención de diabetes en niños, la dosis usual de niacinamida es de 25 mg al día, por kilogramo de peso corporal. Hay 2.2 libras en un kilogramo, así que un niño de 40 libras obtendría alrededor de 450 mg diariamente.

Adevertencia: Es esencial la supervisión médica antes de darle a su hijo un tratamiento a largo plazo de niacinamida.

Muchas personas experimentan una sensación desagradable de sofocación y dolor de cabeza cuando ellas toman niacina. Estos síntoma normalmente pueden reducirse al aumentar gradualmente la dosis después de varias semanas o al usar niacina de liberación lenta. Sin embargo, la niacina de liberación lenta parece ser más probable de provocar inflamación hepática que otras formas de niacina. El hexaniacinato de inositol también podría provocar menor sofocación que la niacina sencilla, y si usted toma una aspirina junto con la niacina, la reacción de sofocación normalmente disminuirá.

Usos Terapéuticos

No hay duda de que la niacina (pero no la niacinamida) puede mejorar significativamente el perfil de colesterol , reduciendo los niveles del colesterol total y LDL ("malo") y, elevando el colesterol HDL ("bueno"). 3 - 10 Sin embargo, las reacciones desagradables de sofocación así como el riesgo de inflamación hepática e interacciones peligrosas con otros medicamentos que disminuyen el colesterol ha restringido el uso extendido de niacina (vea Cuestiones de Seguridad ).

La evidencia intrigante sugiere que el uso regular de niacinamida (pero no de niacina) podría ayudar a prevenir la diabetes en niños con un riesgo especial de desarrollarla. 11 El riesgo puede determinarse al medir la razón entre los anticuerpos y las células del islote (prueba de anticuerpo ICA).

La nacinamida podría mejorar el control de azúcar en la sangre tanto en niños como en adultos que ya tengan diabetes. 12, 13

Es más, la evidencia preliminar sugiere que la niacinamida podría ser capaz de disminuir los síntomas de la osteoartritis16 y ayudar a controlar la erupción poliforme leve, un tipo de fotosensibilidad . 17

El hexaniacinato de inositol en forma de niacina se ha mostrado un tanto prometedor para la claudicación intermitente 14 y para el fenómeno de Raynaud . 15

Además, la evidencia poco convincente y en algunos casos contradictoria sugiere que una de las varias formas de niacina podría ser útil para personas con bursitis , 18cataratas , infección por 19VIH , 20, 21embarazo , 22esquizofrenia57-63 y disquinesia tardía . 23

¿Cuál Es La Evidencia Científica de la Vitamina B?

De todas las vitaminas, la niacina es una de las mejor investigada y la evidencia de usarla para tratar al menos una enfermedad - colesterol alto - es lo suficientemente fuerte que se ha convertido en un tratamiento bien aceptado.

Colesterol Alto / Triglicéridos

La niacina se ha usado desde la década de 1950 para mejorar el perfil de colesterol . Varios estudios doble ciego, controlados por placebo bien diseñados, han encontrado que la niacina puede reducir el colesterol LDL ("malo") en aproximadamente un 10% y los triglicéridos en un 25%, así como elevar el colesterol HDL ("bueno") en un 20 al 30%. 24 - 29 La niacina también baja los niveles de lipoproteína (a) - otro factor de riesgo para la aterosclerosis, en casi del 35%. Los estudios a largo plazo han mostrado que el uso de niacina puede reducir significativamente los índices de muerte a causa de enfermedad cardiovascular. 30

La niacina también parece ser un tratamiento seguro y efectivo para el colesterol alto en personas con diabetes y (contrario a los reportes previos) no parece elevar los niveles de azúcar en la sangre. 31

Previniendo la Diabetes

Un estudio grande, llevado a cabo en Nueva Zelanda, sugiere que la niacinamida puede ayudar a prevenir que los niños en alto riesgo desarrollen diabetes . 32 En este estudio, más de 20,000 niños fueron revisados para riesgo de diabetes al medir los anticuerpos ICA. Resultó que 185 de estos niños tuvieron niveles detectables. De estos niños, a cerca de 170 se les dio niacinamida durante 7 años (no todos los padres estuvieron de acuerdo en que se les diera a su hijos niacinamida o en que permanecieran todo ese tiempo en el estudio). Cerca de 10,000 niños más no fueron revisados, pero se les dio seguimiento para ver si desarrollaban o no diabetes.

Los resultados fueron positivos. En el grupo en el que los niños fueron revisados y se les dio niacinamida en caso de ser positivos para los anticuerpos ICA, la incidencia de diabetes se redujo en casi un 60%.

Estos resultados sugieren que la niacinamida es un tratamiento efectivo para prevenir la diabetes. (Los resultados también indican que las pruebas para anticuerpos ICA pueden identificar con exactitud a los niños en riesgo de diabetes.)

Actualmente, un estudio muy grande a largo plazo llamado el European Nicotinamide Diabetes Intervention Trial está llevándose a cabo para determinar de manera definitiva si el uso regular de niacinamida puede prevenir la diabetes. Los resultados de la parte alemana del estudio se han hecho públicos y no son positivos. 33 Sin embargo, hasta que se termine el estudio completo, no es posible sacar conclusiones.

Tratando la Diabetes

Cuando un niño desarrolla diabetes, hay un intervalo llamado el "período de la luna de miel" en el cual el páncreas aún puede producir cierta insulina y las necesidades de insulina son bajas. La débil evidencia sugiere que la niacinamida podría retrasar ligeramente el inicio de los síntomas más severos. 34 Un cóctel de niacinamida más vitaminas antioxidantes y minerales también ha sido probado, pero los resultados fueron decepcionantes. 35

Un estudio reciente sugiere que la niacinamida también podría mejorar el control de azúcar en la sangre en la diabetes tipo 2 (inicio adulto), pero no usó un diseño doble ciego. 36 (Para más información sobre por qué esto es importante, vea ¿Por Qué las Terapias Complementarias Dependen de los Estudios Doble Ciego? )

Claudicación Intermitente

Los estudios doble ciego que involucraron a un total de 400 personas han encontrado que el hexaniacinato de inositol puede mejorar la distancia caminada en personas con claudicación intermitente . 37 - 40 Por ejemplo, en un estudio, se les dio a 100 personas ya sea placebo o 4 g de hexaniacinato de inositol, diariamente. 41 Después de un período de 3 meses, los participantes mejoraron significativamente el número de pasos que podían dar sobre un dispositivo especial antes de experimentar dolor excesivo.

Osteoartritis

Hay cierta evidencia de que la niacinamida podría porporcionar algunos beneficios para quienes tienen osteoartritis . En un estudio doble ciego, a 72 personas con artritis se les dio ya sea 3,000 mg diarios de niacinamida (en seis dosis iguales) o placebo, durante 12 semanas. 42 Los resultados mostraron que los participantes tratados experimentaron un 29% de mejoría en los síntomas, en tanto que quienes recibieron placebo empeoraron en un 10%. Sin embargo, a esta dosis, la inflamación hepática es una preocupación que debe considerarse seriamente.

Fenómeno de Raynaud

De acuerdo a un pequeño estudio doble ciego, la forma de niacina, hexaniacinato de inositol, podría ser útil para el fenómeno de Raynaud . 43 La dosis usada fue de 4 g diarios, nuevamente una dosis lo suficientemente alta como para que la inflamación hepática sea una posibilidad real.

Cuestiones de Seguridad

Cuando es tomada en dosis de más de 100 mg diarios, con frecuencia la niacina provoca un molesto enrojecimiento de la piel, especialmente en la cara. Esta reacción podría estar acompañada de malestar estomacal, comezón y dolor de cabeza. En estudios, el 43% de personas que tomaron niacina, desertaron debido a los efectos secundarios desagradables. 44

Un efecto más peligroso de la niacina es la inflamación hepática. Aunque algunos reportes sugieren que esto se presenta con más frecuencia con la niacina de liberación lenta, puede presentarse con cualquier tipo de niacina cuando ésta se toma en una dosis de más de 500 mg (normalmente 3 g o más). Por tanto, las pruebas regulares de sangre para evaluar la función hepática son obligatorias cuando se usa una dosis alta de niacina (o niacinamida o hexaniacinato de inositol). Esta reacción casi siempre desaparece cuando se suspende la niacina. Nota: Contrario a las afirmaciones en los sitios web de algunos fabricantes, no hay evidencia confiable de que el hexaniacinato de inositol sea más seguro que la niacina ordinaria.

Si usted tiene enfermedad hepática, úlceras (actualmente o en el pasado), gota o bebe demasiado alcohol, 45 no tome una dosis alta de niacina, excepto bajo consejo médico.

Contrario a los reportes previos, la niacina no parece elevar los niveles de azúcar en la sangre de personas con diabetes. 46, 56

El combinar una dosis alta de niacina con medicamentos de estatina (los más efectivos para el colesterol alto) mejora aún más el perfil de colesterol al elevar el colesterol HDL ("bueno"). 52-54 Desafortunadamente, hay preocupaciones reales de que esta terapia de combinación pudiera provocar una enfermedad potencialmente fatal llamada rabdomiólisis.

Sin embargo, una evidencia creciente sugiere que el riesgo es relativamente ligero en personas con riñones saludables. Es más, incluso las dosis mucho más bajas de niacina que la dosis usual proporcionada para mejorar los niveles de colesterol (100 mg versus 1,000 mg o más) podrían proporcionar un beneficio similar. 55 A esta dosis, el riesgo de rabdomiólisis debe ser disminuido.

No obstante, no es seguro probar esta combinación, excepto bajo supervisión médica. La rabdomiólisis puede ser fatal.

Otra interacción potencial del medicamento involucra a los medicamentos anticonvulsivos carbamazepina y primidona . La niacinamida podría incrementar los niveles de estos medicamentos en la sangre, requiriendo, posiblemente, una reducción en la dosis del medicamento. 50 No use esta combinación, excepto bajo supervisión médica.

La máxima dosis segura de niacina para las mujeres embarazadas o que están amamantando se ha establecido en 35 mg diarios (30 mg si se tienen 18 años o menos). 51

Interacciones Que Debería Saber

Si usted está tomando:

  • Medicamentos que disminuyen el colesterol, de la familia estatina , la niacina podría ofrecer beneficios potenciales; sin embargo, hay peligros reales para esta combinación. No la intente, excepto bajo supervisión médica.
  • El medicamento antituberculosis isoniazida (INH) : Usted podría necesitar niacina adicional.
  • Los medicamentos anticonvulsivos como la carbamazepina o la primidona : No tome niacinamida, excepto bajo supervisión médica.

Si usted bebe alcohol de manera excesiva:

  • No tome niacina, excepto bajo supervisión médica.

Revision Information

  • 1

    DiLorenzo PA. Pellagra-like syndrome associated with isoniazid therapy. Acta Derm Venereol . 1967;47:318 - 322.

  • 2

    Ishii N, Nishihara Y. Pellagra encephalopathy among tuberculous patients: its relation to isoniazid therapy. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 1985;48:628 - 634.

  • 3

    Illingworth DR, Stein EA, Mitchel YB, et al. Comparative effects of lovastatin and niacin in primary hypercholesterolemia. A prospective trial. Arch Intern Med . 1994;154:1586 - 1595.

  • 4

    Guyton JR, Goldberg AC, Kreisberg RA, et al. Effectiveness of once-nightly dosing of extended-release niacin alone and in combination for hypercholesterolemia. Am J Cardiol . 1998;82:737 - 743.

  • 5

    Vega GL, Grundy SM. Lipoprotein responses to treatment with lovastatin, gemfibrozil, and nicotinic acid in normolipidemic patients with hypoalphalipoproteinemia. Arch Intern Med . 1994;154:73 - 82.

  • 6

    Lal SM, Hewett JE, Petroski G, et al. Effects of nicotinic acid and lovastatin in renal transplant patients: a prospective, randomized, open-labeled crossover trial. Am J Kidney Dis . 1995;25:616 - 622.

  • 7

    Canner PL, Berge KG, Wenger NK, et al. Fifteen year mortality in Coronary Drug Project patients: Long-term benefit with niacin. J Am Coll Cardiol . 1986;8:1245 - 1255.

  • 8

    Guyton JR, Blazing MA, Hagar J, et al. Extended-release niacin vs gemfibrozil for the treatment of low levels of high-density lipoprotein cholesterol. Arch Intern Med. 2000;160:1177 - 1184.

  • 9

    Elam MB, Hunninghake DB, Davis KB, et al. Effect of niacin on lipid and lipoprotein levels and glycemic control in patients With diabetes and peripheral arterial disease. The ADMIT Study: a randomized trial. JAMA 2000;284:1263 - 1270.

  • 10

    Morgan JM, Capuzzi DM, Guyton JR, et al. Treatment effect of Niaspan, a controlled-release niacin, in patients with hypercholesterolemia: A placebo-controlled trial. J Cardiovasc Pharmacol Ther . 1996;1:195 - 202.

  • 11

    Elliott RB, Pilcher CC, Fergusson DM, et al. A population based strategy to prevent insulin-dependent diabetes using nicotinamide. J Pediatr Endocrinol Metab . 1996;9:501 - 509.

  • 12

    Pozzilli P, Visalli N, Signore A, et al. Double blind trial of nicotinamide in recent-onset IDDM (the IMDIAB III study). Diabetologia . 1995;38:848 - 852.

  • 13

    Polo V, Saibene A, Pontiroli AE. Nicotinamide improves insulin secretion and metabolic control in lean type 2 diabetic patients with secondary failure to sulphonylureas. Acta Diabetol . 1998;35:61 - 64.

  • 14

    Head KA. Inositol hexaniacinate: a safer alternative to niacin. Altern Med Rev . 1996;1:176 - 184.

  • 15

    Sunderland GT, Belch JJ, Sturrock RD, et al. A double blind randomised placebo controlled trial of hexopal in primary Raynaud's disease. Clin Rheumatol . 1988;7:46 - 49.

  • 16

    Jonas WB, Rapoza CP, Blair WF. The effect of niacinamide on osteoarthritis: a pilot study. Inflamm Res. 1996;45:330 - 334.

  • 17

    Neumann R, Rappold E, Pohl-Markl H. Treatment of polymorphous light eruption with nicotinamide: a pilot study. Br J Dermatol. 1986;115:77 - 80.

  • 18

    Kellman M. Bursitis: a new chemotherapeutic approach. J Am Osteopathic Assoc . 1962;61:896 - 903.

  • 19

    Sperduto RD, Hu TS, Milton RC, et al. The Linxian cataract studies. Two nutrition intervention trials. Arch Ophthamol . 1993;111:1246 - 1253.

  • 20

    Tang AM, Graham NM, Saah AJ. Effects of micronutrient intake on survival in human immunodeficiency virus type 1 infection. Am JEpidemiol. 1996;143:1244 - 1256.

  • 21

    Tang AM, Graham NHM, Kirby AJ, et al. Dietary micronutrient intake and risk of progression to acquired immunodeficiency syndrome (AIDS) in human immunodeficiency virus type 1 (HIV-1)-infected homosexual men. Am JEpidemiol. 1993;138:937 - 951.

  • 22

    Doyle W, Crawford MA, Wynn AH, et al. The association between maternal diet and birth dimensions. J Nutr Med . 1990;1:9 - 17.

  • 23

    Kunin RA. Manganese and niacin in the treatment of drug-induced tardive dyskinesias. J Orthomol Psychiatry 5:4-27, 1976. In: Werbach MR. Nutritional Influences on Illness [book on CD-ROM] . 2nd ed. Tarzana, CA. 1996.

  • 24

    Illingworth DR, Stein EA, Mitchel YB, et al. Comparative effects of lovastatin and niacin in primary hypercholesterolemia. A prospective trial. Arch Intern Med . 1994;154:1586 - 1595.

  • 25

    Guyton JR, Goldberg AC, Kreisberg RA, et al. Effectiveness of once-nightly dosing of extended-release niacin alone and in combination for hypercholesterolemia. Am J Cardiol . 1998;82:737 - 743.

  • 26

    Vega GL, Grundy SM. Lipoprotein responses to treatment with lovastatin, gemfibrozil, and nicotinic acid in normolipidemic patients with hypoalphalipoproteinemia. Arch Intern Med . 1994;154:73 - 82.

  • 27

    Lal SM, Hewett JE, Petroski G, et al. Effects of nicotinic acid and lovastatin in renal transplant patients: a prospective, randomized, open-labeled crossover trial. Am J Kidney Dis . 1995;25:616 - 622.

  • 28

    Elam MB, Hunninghake DB, Davis KB, et al. Effect of niacin on lipid and lipoprotein levels and glycemic control in patients With diabetes and peripheral arterial disease. The ADMIT Study: a randomized trial. JAMA . 2000;284:1263 - 1270.

  • 29

    Morgan JM, Capuzzi DM, Guyton JR, et al. Treatment effect of Niaspan, a controlled-release niacin, in patients with hypercholesterolemia: a placebo-controlled trial. J Cardiovasc Pharmacol Ther . 1996;1:195 - 202.

  • 30

    Canner PL, Berge KG, Wenger NK, et al. Fifteen year mortality in Coronary Drug Project patients: Long-term benefit with niacin. J Am Coll Cardiol . 1986;8:1245 - 1255.

  • 31

    Elam MB, Hunninghake DB, Davis KB, et al. Effect of niacin on lipid and lipoprotein levels and glycemic control in patients With diabetes and peripheral arterial disease. The ADMIT Study: a randomized trial. JAMA 2000;284:1263 - 1270.

  • 32

    Elliott RB, Pilcher CC, Fergusson DM, et al. A population based strategy to prevent insulin-dependent diabetes using nicotinamide. J Pediatr Endocrinol Metab . 1996;9:501 - 509.

  • 33

    Lampeter EF, Klinghammer A, Scherbaum WA, et al. The Deutsche Nicotinamide Intervention Study: an attempt to prevent type 1 diabetes. DENIS Group. Diabetes . 1998;47:980 - 984.

  • 34

    Pozzilli P, Visalli N, Signore A, et al. Double blind trial of nicotinamide in recent-onset IDDM (the IMDIAB III study). Diabetologia . 1995;38:848 - 852.

  • 35

    Ludvigsson J, Samuelsson U, Johansson C, et al. Treatment with antioxidants at onset of type 1 diabetes in children: a randomized, double-blind placebo-controlled study. Diabetes Metab Res Rev . 2001;17:131 - 136.

  • 36

    Polo V, Saibene A, Pontiroli AE. Nicotinamide improves insulin secretion and metabolic control in lean type 2 diabetic patients with secondary failure to sulphonylureas. Acta Diabetol . 1998;35:61 - 64.

  • 37

    O'Hara J, Jolly PN, Nicol CG. The therapeutic efficacy of inositol nicotinate (Hexopal) in intermittent claudication: a controlled trial. Br J Clin Pract . 1988;42:377 - 383.

  • 38

    Kiff RS, Quick CR. Does inositol nicotinate (Hexopal) influence intermittent claudication? A controlled trial. Br J Clin Pract . 1988;42:141 - 145.

  • 39

    Head A. Treatment of intermittent claudication with inositol nicotinate. Practitioner . 1986;230:49 - 54.

  • 40

    Tyson VC. Treatment of intermittent claudication. Practitioner . 1979;223:121 - 126.

  • 41

    O'Hara J, Jolly PN, Nicol CG. The therapeutic efficacy of inositol nicotinate (Hexopal) in intermittent claudication: a controlled trial. Br J Clin Pract . 1988;42:377 - 383.

  • 42

    Jonas WB, Rapoza CP, Blair WF. The effect of niacinamide on osteoarthritis: a pilot study. Inflamm Res. 1996;45:330 - 334.

  • 43

    Sunderland GT, Belch JJ, Sturrock RD, et al. A double blind randomised placebo controlled trial of hexopal in primary Raynaud's disease. Clin Rheumatol . 1988;7:46 - 49.

  • 44

    Gibbons LW, Gonzalez V, Gordon N, at al. The prevalence of side effects with regular and sustained-release nicotinic acid. Am J Med . 1995;99:378 - 385.

  • 45

    Physicians' Desk Reference . Montvale, NJ: Medical Economics Co; 1999:1507.

  • 46

    Elam MB, Hunninghake DB, Davis KB, et al. Effect of niacin on lipid and lipoprotein levels and glycemic control in patients With diabetes and peripheral arterial disease. The ADMIT Study: a randomized trial. JAMA . 2000;284:1263 - 1270.

  • 47

    Jacobson TA, Amorosa LF. Combination therapy with fluvastatin and niacin in hypercholesterolemia: a preliminary report on safety. Am J Cardiol. 1994;73:25D - 29D.

  • 48

    Kashyap ML, Evans R, Simmons PD, et al. New combination niacin/statin formulation shows pronounced effects on major lipoproteins and is well tolerated. J Am Coll Cardiol. 2000;35(suppl A):326.

  • 49

    Wolfe ML, Vartanian SF, Ross JL, et al. Safety and effectiveness of Niaspan when added sequentially to a statin for treatment of dyslipidemia. Am J Cardiol . 2001;87:476 - 479.

  • 50

    Bourgeois BFD, Dodson WE, Ferrendelli JA. Interactions between primidone, carbamazepine, and nicotinamide. Neurology. 1982;32:1122 - 1126.

  • 51

    Dietary Reference Intakes for Thiamin, Riboflavin, Niacin, Vitamin B 6 , Folate, Vitamin B 12 , Pantothenic Acid, Biotin, and Choline (1998). Available at www.nap.edu. Accessed October 4, 2001.

  • 52

    Jacobson TA, Amorosa LF. Combination therapy with fluvastatin and niacin in hypercholesterolemia: a preliminary report on safety. Am J Cardiol. 1994;73:25D - 29D.

  • 53

    Kashyap ML, Evans R, Simmons PD, et al. New combination niacin/statin formulation shows pronounced effects on major lipoproteins and is well tolerated. J Am Coll Cardiol. 2000;35(suppl A):326.

  • 54

    Wolfe ML, Vartanian SF, Ross JL, et al. Safety and effectiveness of Niaspan when added sequentially to a statin for treatment of dyslipidemia. Am J Cardiol. 2001;87:476 - 479.

  • 55

    Wink J, Giacoppe G, King J. Effect of very-low-dose niacin on high-density lipoprotein in patients undergoing long-term statin therapy. Am Heart J. 2002;143:514 - 518.

  • 56

    Grundy SM, Vega GL, McGovern ME, et al. Efficacy, safety, and tolerability of once-daily niacin for the treatment of dyslipidemia associated with type 2 diabetes: results of the assessment of diabetes control and evaluation of the efficacy of niaspan trial. Arch Intern Med . 2002;162:1568-1576.

  • 57

    Ananth JV, Ban TA, Lehmann HE. Potentiation of therapeutic effects of nicotinic acid by pyridoxine in chronic schizophrenics. Can Psychiatr Assoc J . 1973;18:377 - 383.

  • 58

    Hawkins DR, Bortin AW, Runyon RP. Orthomolecular psychiatry: niacin and megavitamin therapy. Psychosomatics. 1970;11:517 - 521.

  • 59

    Hoffer A. Megavitamin B-3 therapy for schizophrenia. Can Psychiatr Assoc J. 1971;16:499 - 504.

  • 60

    Newbold HL, Mosher LR. Niacin and the schizophrenic patient. Am J Psychiatry. 1970;127:535 - 536.

  • 61

    Petrie WM, Ban TA. Vitamins in psychiatry. Do they have a role? Drugs. 1985;30:58 - 65.

  • 62

    Procter A. Enhancement of recovery from psychiatric illness by methylfolate. Br J Psychiatry . 1991;159:271 - 272.

  • 63

    Wittenborn JR, Weber ES, Brown M. Niacin in the long-term treatment of schizophrenia. Arch Gen Psychiatry . 1973;28:308 - 315.